COMO EVITAR LAS INFECCIONES VAGINALES?





¿Cómo evitar las infecciones vaginales?

¿Cómo evitar las infecciones vaginales?       ¿Cómo evitar las infecciones vaginales?

Probablemente son muy pocas las mujeres que a lo largo de su vida no han experimentado una infección vaginal. Esa picazón incómoda para algunas, para otras un flujo difícil de soportar. En cada caso la forma en que se presentan este tipo de infecciones es distinta, así como las causas que la producen.
Por lo general, los especialistas las describen como una alteración en la flora vaginal debido a la proliferación de hongos, bacterias o parásitos por cambios en los mecanismos de defensa. En esos casos, lo más importante es “mantener un ph bajo, pues cuando la acidez se pierde las bacterias penetran la mucosa e inician las infecciones”, explica Carlos Fernández Newball, gerente médico de Bayer para la región Andina.
Las causas
Hay quienes hablan de la falta de higiene como razón exclusiva de estas alteraciones, sin embargo, las prácticas sexuales insanas, el uso indiscriminado de antibióticos, duchas y óvulos vaginales, enfermedades como cáncer o diabetes, están entre las razones que las provocan. “Después de la menstruación o de las relaciones sexuales, esos cambios en la flora vaginal causan flujos que se autolimitan, es decir, que se mejoran solos a la vuelta de uno o dos días”, explica Jaime Martínez Herrera, ginecólogo y obstetra del Hospital Universitario San Vicente Fundación. También destaca el especialista que las mujeres siempre tendrán un flujo vaginal que puede ser más o menos abundante y tener un color claro o amarillo. Sin embargo, recomienda consultar y tener cuidado cuando hay mal olor en el flujo, prurito o picazón, y cambio en las características del flujo, como color o consistencia.
Si bien los síntomas pueden variar de una mujer a otra, es importante consultar al especialista cuando hay flujo vaginal blanco, grueso y grumoso, irritación y ardor, enrojecimiento en el área de la vulva y la vagina, o ardor al orinar.
Aunque se sabe que este tipo de alteraciones son más frecuentes en la edad adulta, en raras ocasiones las niñas pueden presentar infecciones vaginales. “En las más pequeñas pueden ser causadas por contaminación producto de la exploración psicosexual o por contaminación cuando se limpian del ano a la vagina o llevan por ejemplo, mocos de la nariz al área genital, eso puede ocasionar irritación o flujo”, advierte Martínez.
Sí se pueden prevenir
Aunque las mujeres que usan anticonceptivos orales, que están entrando a la menopausia o las embarazadas son las más propensas a sufrir este tipo de infecciones por lo cambios hormonales que favorecen la proliferación de bacterias, para prevenir una infección vaginal aquí algunas recomendaciones.
– El aseo adecuado de la zona íntima debe hacerse con agua limpia, usando jabones neutros solo en la parte externa.
– Nunca se quede por largo tiempo con el vestido de baño húmedo o ropa con la que haya transpirado, use siempre ropa seca y fresca.
– Cámbiese los protectores tantas veces como sea posible o mínimo tres veces al día.
– Use siempre ropa interior de algodón, que sea fresca y que permita que el cuerpo respire.
– Disminuya el uso de ropa muy ajustada y de materiales sintéticos sobre todo en climas cálidos, pues favorece la proliferación de gérmenes.
– Evite depilar por completo el vello púbico, su función es protectora y evita el crecimiento bacteriano.