COMO CUIDAR Y CULTIVAR LIMONEROS EN MACETA

Los limoneros son uno de los frutales más populares, son muy decorativos y no hay nada mejor que aprovechar nuestros propios limones para elaborar ricas bebidas, postres, aderezar ensaladas, guisos... Vamos, que su fama está más que justificada

Para los que NO tengán un jardín grande o, aún teniéndolo, les apetezca cultivar este cítrico en macetas para el interior del hogar, la terraza o el patio... Os cuento algunos detalles esenciales que os servirán de ayuda. 

Cómo cultivar y cuidar limoneros en maceta 

(Imagen: Compartir cosas buenas)

Consejos para escoger el limonero adecuado
Limones orgánicos: los NO orgánicos pueden ser incapaces de germinar. 

Limonero miniatura: existen muchos árboles cítricos en miniatura: naranjos, mandarinos, limoneros... En el caso que nos ocupa, puede ser injertado o convencional

  Atención: si adquieres un ejemplar injertado, asegura que los brotes no crezcan de raíz para evitar que tengan más fuerza que los brotes injertados. 

Limones Meyer: la mejor opción para el interior. También podrás cultivarlos en el exterior, eso sí, solo si las temperaturas de tu región no bajan de los 0ºC. Se cree que son un cruce entre el limón y la mandarina, de sabor tirando a dulce y color amarillo-anaranjado.

Compra un limonero de dos o tres años, se pueden plantar desde las semillas, pero tendrás que esperar bastante tiempo hasta que produzcan frutos.

Cómo cultivar y cuidar limoneros en maceta 



Consejos para escoger la maceta adecuada y cómo preparla
- De tamaño amplio, es decir, unos 40-60 litros de capacidad.

Con agujeros en la base para asegurar un buen drenaje (puedes hacerlos tú mismo con un taladro).

Humedad: coloca un plato en la base de la maceta (añade grava y un poco de agua antes de colocar el recipiente sobre él).

Sustrato: mezcla a partes iguales de arena, turba y corteza de pino. También puedes escoger alguna de las opciones que encontrarás en el mercado (incluso específicas para el cultivo de cítricos) y que resultan perfectas.

- Es posible que debas trasplantar el limonero cada dos o tres años, en función del crecimiento de las raíces y el tamaño previo de la maceta que utilices.  

Cómo cultivar y cuidar limoneros en maceta 



Cultivo
- Una base de arcilla expandida, gravilla o trozos de macetas para un buen drenaje.

- Añadimos el sustrato y abono para árboles frutales. 

Plantamos el limonero en el centro de la maceta. 

- Si decides cultivar el limonero a partir de semillas, una vez han germinado, tendrás que trasplantarlo a un recipiente más grande. En este vídeo te explican cómo. 


Cuidados
Exposición directa al sol abundante, unas 10 horas diarias. 

- Es importante mantener la humedad de la tierra, así que revisa constantemente la tierra y, cuando veas que empieza a secarse, riega con agua de pH bajo (puedes añadir una cucharada de vinagre por cada cuatro litros de agua para conseguirlo). 

Pulverizar el limonero frecuentemente.

- Asegura una temperatura entre 21 y 12º C

Poliniza a mano: frota suavemente las astas y el polen en los lóbulos pegajosos del tallo central de la flor. 

Agrega fertilizante (siguiendo las instrucciones del fabricante) rico en nitrógeno y de niveles moderados de fósforo y potasio. 

Elimina la ramas muertas, rotas o enfermas y poda con precaución para controlar la altura y expansión del ejemplar.

Poda las raíces, única y exclusivamente cuando sea necesario, por ejemplo, cuando deje de crecer. 

- Cuando se den los frutos, elimina entre dos y tres de cada racimo para que se desarrollen a tamaño normal.

Maduración: de siete a nueve meses. 



Cómo cultivar y cuidar limoneros en maceta 


.